Archivo del sitio

Tauren paladines y el Cataclismo mundial en Azeroth – 3ª expansión

Se acerca. Cada vez más. Los rumores, conjeturas y demás investigaciones sobre lo que Blizzard nos depara están empezando a encajar como piezas para formar una obra que nos va a dejar con la boca abierta. Desde MMO-Champion, Boubouille, para mí uno de los informadores más fiables del panorama, ha destapado sus conjeturas públicamente, usando todo su arsenal de investigación ingame y outgame. Y me han temblado las canillas.

neltharion_2

Alamuerte, preparándose para la 3ª expansión

Agarráos porque vienen curvas. Yo mismo he empezado a asimilar datos y datos con la boca abierta…

Cataclismo, o Cataclysm, será la próxima expansión de World of Warcraft, aunque esto no es una gran sorpresa debido a la pillada que se les hizo cuando se compró el dominio por parte de Blizzard y todo lo que trataron de correr tras un tupido velo. Amén para las 2 razas nuevas jugables (megapillada también con lo de las máscaras).

Todo esto NO está dicho aun oficialmente por Blizzard, pero apuesto a que en no mucho tiempo se corroborará, porque todo encaja muy mucho. Comencemos…

Tras la supuesta derrota del Rey Exánime, vuelven a escena la Reina Azshara (ancestral señora de los elfos de la noche, ahora jefa de todos los nagas) y Neltharion, alias Alamuerte, el dragón aspecto negro (el papá de Onyxia).  Que tras todo este tiempo han estado haciendo de todo menos durmiendo…

  • El nivel máximo de la expansión será presumiblemente 85, en vez de la subida al 90 que se ha barajado siempre, yendo hasta ahora de 10 en 10. Dato curioso cuanto menos.
  • La raza nueva para la Alianza serán los Ferocanis -worgen-, pudiendo elegir entre aspecto humano y lobo. Es de suponer que podrán cambiar, de ahí la gracia de su “facultad”.
  • La raza nueva para la Horda serán los Goblins. De estas 2 aún sin saber qué clases podrán ser.

Y hablando de clases… Como grandes novedades tendremos nuevas clases para las razas ya existentes. Algunas un poco delirantes y otras que deberían haber existido desde el principio, pero cuanto menos, llaman la atención:

  • Humanos: cazadores
  • Orcos: magos
  • Elfos de la noche: magos
  • Enanos: magos y chamanes*
  • Elfos de sangre: guerreros
  • No-muertos: cazadores*
  • Tauren: paladines* y sacerdotes
  • Gnomos: sacerdotes
  • Trols: druidas*
* = WTF!!!!!!!!!!

Debido al inimaginable poder de Azshara y Alamuerte, el Azeroth que conocemos sufrirá un cataclismo que nos vamos a reir del que sufrieron los pobres draenei en Terrallende/Draenor. Este vastísimo poder va a resquebrajar los cimientos del mundo que conocemos, y muchas zonas del mapa cambiarán. Tanto a nivel jugador como lore, vamos a flipar en colores.

ATENCION: POSIBLES SPOILERS BRUTALES

terminator_2_judgment_day

La curiosidad mató al ggwWAAAAAAAGHHH!!

Azeroth habrá cambiado completamente. Algunas zonas habrán sido destruidas, otras seriamente dañadas y otras se inundarán, como Las Mil Agujas. Algunas se habrán partido en dos. Las líneas de costa cambiarán totalmente. Durotar se quebrará, junto con Orgrimmar, que se partirá por la mitad. Una nueva ciudad orca se irá construyendo a lo largo de la expansión.

Los gnomos recuperarán Gnomeregan.

Malfurion regresará y ayudará a “activar” al nuevo Guardián de Tirisfal: Thrall.

Thrall dejará su liderazgo sobre la Horda en manos de Garrosh mientras se dedica a coordinar las tropas de la Horda y de la Alianza contra los Nagas y el Vuelo negro.

Garrosh aprovechará para declarar la guerra abierta a la Alianza (es de suponer que habrá mas cosas estilo Conquista del Invierno en zonas ya conocidas).

Mediante manipulaciones políticas, Cairne Pezuña de sangre, líder de los tauren será tachado de traidor a la Horda y Garrosh lo eliminará. El hijo de Cairne, Baine, ocupará el lugar de su padre. Esto tiene bastante probabilidad de ser cierto ya que en el PTR actual todas las misiones que daba el hijo de Cairne han sido eliminadas del juego, y el propio personaje también, siendo sustituído por otro NPC.

Para los Ferocanis (worgen para los puristas), el cataclismo derribará la Muralla de Cringris, revelando lo que tanto tiempo han ocultado: Gilneas entero está maldito y todos son hombres y mujeres lobo. Han tratado de buscar una cura para controlar sus instintos, pero siguen pudiendo transformarse. Ahora viendo que no podrán sobrevivir solos, vuelven a unirse a la Alianza. En esta zona se usará el phasing, similar a lo que ya ocurre con la zona de inicio de los Caballeros de la muerte. Es decir, irá cambiando según avancemos y nos mostrará qué fue ocurriendo desde que se “separaron” del mundo hasta la actualidad.

fero

Ahora la Alianza tendrá sus propios peluches

En el caso de los Goblins, con el resurgir de Alamuerte, éste vuelve a llamarlos a su servicio como sus esclavos, ya que lo fueron en el pasado. Su líder decide acceder a volver junto al dragón esclavizando a su gente ya que no podrán sobrevivir si se revelan. La parte que no se rinda al yugo, se verán arrastrados a unas islas cerca de los Baldíos. Cuando empiecen a movilizarse, descubrirán a un orco cautivo en un barco de la Alianza, y tras liberarlo, resulta ser Thrall, que les ofrece la mano para unirse a la Horda, abandonando así su neutralidad. No se sabe aun si Kezan o Minahonda aparecerán en la expansión.

El tope de nivel será 85. Habrá nuevas zonas que surgirán por el cataclismo, zonas subacuáticas y zonas ya conocidas con nuevo aspecto. Podrán usarse las monturas voladoras. Muchas mazmorras antiguas cambiarán completamente, y muy probablemente sea el turno de Uldum. También el Monte Hyjal de la presente época será visitable.

Algo a tener en cuenta con Cataclysm es poder rehacer antiguas cadenas de misiones, logrando así una narrativa y un estilo de juego rico y completo para los jugadores, sean nivel 1 u 80. En cualquier lugar podremos ver intentos de reconstruir cosas, zonas de guerra, enfrentamientos entre NPCs de la Horda y la Alianza. Como ejemplo, la Cueva de los Lamentos cambiará totalmente a una frondosa zona tropical, resultado del trabajo de los druidas para prevenir que toda la zona se hunda en magma. Los Baldíos se partirán en 2 zonas de diferente nivel, y Azshara pasará a ser zona de nivel 10-20.

Será la única expansión hasta la fecha que no incluya continentes ni mundos nuevos, solamente zonas ya existentes cambiadas para las circunstancias, o corregidas y terminadas para permitir el vuelo de personajes libremente por todo el mundo. También es posible que lleguen a verse ciudades a lomos de tortugas o ballenas gigantes.

Quedará bastante claro que los verdaderos antagonistas de World of Warcraft serán los Antiguos Dioses, dado que Azshara y Alamuerte tienen lazos directos con ellos y serán en un principio las primeras caras que veremos de toda esta trama.

El remake de la Guarida de Onyxia (futuro parche 3.2.2, actualmente testeándose) solo ha sido el primer paso de todo lo que se nos avecina. Y por el olor a chamusquina en el aire, otro clásico de clásicos parece que regresará también…

ragnaros

No sé vosotros, pero yo he flipado en colores, rayas, números, chupetones y frutipulgas. Años y años de WoW para mejorar y subir personajes, y nos van a presentar tantas posibilidades que el día que nos sentemos delante de todo esto explotaremos en confeti.

¿Sobreviviremos al cataclismo?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores

%d personas les gusta esto: